No quiero que mis hijos me vean así

Conciliar la vida laboral con la personal, o viceversa (va a gustos). Tener un trabajo es un privilegio en estos días. Tener un trabajo que no tiene principio de jornada laboral, ni fin, que hace que lleves contigo no solo el trabajo, sino también las preocupaciones, día y noche, fines de semana incluidos, no lo es tanto.

Personalmente no me puedo quejar, aunque he tenido (y tendré) temporadas muy malas. Consigo llegar a un equilibrio gracias a la flexibilidad de horarios y la tecnología, con el teletrabajo.

No entiendo mucho de música. El vídeo que os dejo a continuación no es nuevo, la canción tiene bastante tiempo. Probablemente la conozcas. Pero el otro día vi el videoclip y no pude levantar la vista de encima. Os lo dejo para la reflexión porque, al menos yo, no quiero que mis hijos me vean así.

Tenéis el vídeo con subtítulos aquí.

Print Friendly, PDF & Email

Un comentario

¡GRACIAS POR COMENTAR!