No desesperes: hasta el Coyote llega a atrapar al Correcaminos

Os dejo una pequeña pero divertida historia sobre motivación. La persistencia, la continua lucha por las metas que uno se propone, al final siempre da resultados.

Hasta ahora pensaba que la excepción a esta regla era el Coyote, que nunca llega a alcanzar al Correcaminos. Pero resulta que no, que también llega a alcanzarlo (aunque de una manera un tanto sutil). Y, si no te lo crees, no te pierdas el siguiente fragmento.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=fbXyS7Pb4JY]

El episodio me vino a la mente gracias a un post de Virignio Gallardo en Facebook.

¡Ánimo, no te rindas! En la vida todo termina por suceder. TODO es posible 😉

Print Friendly, PDF & Email

9 comentarios

    1. Gracias #Jerby!

      Personalmente, darle a esto carácter de vídeo de motivación me parece exagerado. Yo lo dejaría a nivel de cuento o narración que divierte (a mí al menos me parece divertida) y ayuda a transmitir y recordar un mensaje: la perseverancia en alcanzar las metas.

      Estoy de acuerdo contigo en que hay por ahí demasiado libro y vídeo de autoyuda para, por ejemplo, motivar. Por regla general no me gustan mucho (solo he sido capaz de leer un par de libros de los de autoayuda), pero hay gloriosas excepciones.

      Como te veo un poco excéptico, te recomiendo que veas este vídeo (quizá ya lo conozcas)

      http://www.youtube.com/watch?v=0_raPyspIsc

      No lo necesitarás para motivarte, porque se nota que ya lo estás, pero espero que te arranque una sonrisa por verte, en algunas cosas al menos, reflejado 😉

      Gracias por comentar!
      Ángel

      1. Gracias por el vídeo… ya lo conocía… Tuve una época que recopilé unos cuantos de ese tipo…

        Puede que en mi caso no sea tanto el escepticismo como la edad… a mi edad, cuanto más se sabe, más se sufre… y no se trata de conspiranoias…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.