LinkedIn te hace más fácil presumir de camiseta (corporativa)

Tal y como decíamos en la selección de las 35 mejores citas de Management 3.0 de Jurgen Appelo, una organización supera el test de la camiseta cuando sus empleados llevan con orgullo una camiseta con el logo de la compañía.

LinkedIn ha hecho un poco más fácil presumir de camiseta … virtual. Leo en el portal wwwhat’s new que la red profesional va a lanzar una herramienta para incentivar que los empleados de una empresa compartan el contenido en las redes sociales que ésta publica.

Tal posibilidad tiene todo el sentido del mundo. Por un lado, dicha estrategia está alineada con el interés de LinkedIn de trascender el ámbito global y adentrarse en de la empresa como Red Social Corporativa), utilizando la  base de usuarios que tiene (a años luz de otras redes, como Facebook, que también ha mostrado su interés pero no tiene tanta penetración en el mundo profesional). Por otro, quién mejor para compartir contenidos de la empresa que quienes trabajan en elle. Y ese es el propósito de la nueva herramienta, llamada Elevate.

children-593313_1280

La cuestión no está exenta de polémica. En lo que al uso de las redes sociales se refiere, hay empresas que motivan e incluso incentivan (aunque sea indirectamente) el que sus trabajadores compartan contenidos incluso en horas de trabajo. Otras, en cambio, prohíben totalmente el acceso a dichas redes en horario laboral. Puede resultar complicado convencer a los empleados de estas últimas que compartan los contenidos. ¿Cómo le pides a alguien que comparta contenidos, si tendrá que hacerlo fuera del horario de trabajo, porque no le dejas acceder a las redes en la oficina?

Para mí, la cuestión es sencilla. Los trabajadores compartirán contenido si realmente están orgullosos de llevar la camiseta: de trabajar donde trabajan y hacer lo que hacen. En mi caso particular, a mí no me pagan por ser un community manager.  Me pagan por dirigir proyectos y contribuir al desarrollo del negocio, Y estoy muy contento y muy orgulloso de trabajar donde trabajo. No comparto absolutamente todo lo que mi empresa publica en las redes, pero sí la sigo en ellas y, cuando veo algo mínimamente interesante, lo comparto, o le doy al Me gusta, con todo el corazón del mundo. Y, por supuesto, fuera del horario de oficina. Con Elevate o sin ella, aunque Elevate me sería de mucha ayuda.

¿Compartes contenidos de tu empresa? ¿Crees que Elevate es una buena iniciativa? ¡Gracias por comentar!

12s comentarios

  1. Salvando las diferencias por falta de presupuesto, creo que todo el mundo llevó la chapa de la araña con mucho gusto durante la quedada de Zaragoza.

    Y ya entrando en el tema de hoy, si hay interés en la participación en la página corporativa, siempre se puede encontrar un hueco en el horario laboral.

    Claro que habría completarlo con otras dinámicas como pueden los círculos de calidad; pero esa es ya otra historia…

    1. Llevo la chapa con todo el orgullo del mundo 🙂

      Todavía debo un artículo respecto a la quedada, pero me engancha con algo que tengo pendiente, y que está por suceder … :O

      ¡Gracias por comentar!
      8)

  2. Cada día es más importante tener presencia en los medios sociales, así que esta plataforma probablemente tenga su hueco dentro de la estrategia de muchas empresas. Cuantos más empleados participen, más integrados se sentirán en la estructura de la compañía. Eso es al menos lo que a mi me parece.
    Por supuesto, tampoco es cuestión de que todos se ponga a hacer de CM y nadie haga el resto del trabajo…

    1. Totalmente de acuerdo, Fran. Creo que Elevate precisamente no solo va a facilitar que se comparta información, sino que se haga de forma sensata y orquestada.

      Y, como dices, los CMs están para lo que están. Y los demás, para lo que estamos. Ni un CM puede hacer mi trabajo, no yo el suyo. Y si comparto desde casa, y además me faciltan el acceso a las fuentes y los mensajes, el riesgo de “meter la gamba” es realmente pequeño.

      ¡Gracias por comentar!
      8)

  3. Bueno Ángel, yo creo que muchas de estas cosas dependen de lo contenta que esté la gente en la empresa. De todos modos esto de las redes sociales en las empresas me pilló ya fuera de juego y hay muchas cosas que ni me puedo imaginar.
    Un abrazo 🙂

    1. Gracias Carolina,

      Como digo en el artículo, no es cuestión de compartir todo. Pero si en tus ratos libres ves una noticia, tweet o lo que sea , que es interesante, o que te alegra (ej. el proyecto de algún compañero, un cliente nuevo importante, …) compartirlo es una cuestión de salud en la empresa: por ambas partes.

      ¡Gracias por comentar!
      8)

  4. Hola Ángel.

    En primer lugar, LinkedIn es una empresa que no suele hacer mucho movimiento en cuanto a compras de terceros o lanzar actualizaciones, pero todo lo que hace tiene mucho sentido y con unas líneas muy marcadas. Prueba de ello es Pulse. Como bien dices: “LinkedIn quiere trascender el ámbito global y adentrarse en de la empresa como Red Social Corporativa” entre otros muchos objetivos de su estrategia.

    En segundo lugar, cualquier trabajador que esté a gusto en su empresa compartirá gustosamente sus contenidos, sea o no en horario de oficina. Otro tema aparte sería, tal y como dices, si las empresas dejan o no utilizar los medios sociales en los horarios de trabajo (ésto da para unos cuentos post). Personalmente opino que, las redes sociales bien trabajadas dentro de unos límites pueden ser una gran herramienta para la productividad en una empresa. Tenemos el caso de Slack, una red social concebida para empresas y que según sus creadores es la aplicación empresarial que más ha crecido desde su lanzamiento.

    Para terminar, muy interesante el post Ángel. Gran trabajo.

    Saludos y nos seguimos leyendo.

    1. Gracias Carlos.

      Estoy totalmente de acuerdo con lo de Slack, pero lo veo más como una herramienta de productividad y comunicación interna, es decir, a estos efectos, sería una Red Social Corporativa.

      Como discutía en el artículo de Yik Yak el otro día, lo malo no es la tecnología, sino el uso que hacemos de ella. Compartir algo en un determinado momento en las RRSS no es malo, aunque sea en horario laboral. Además, limitarlo cortando el tráfico de determinados sitios en Internet, es poner barreras al campo: casi todo el mundo tiene un móvil con acceso a Internet. El problema es cuando se produce un abuso y alguien se distrae de sus objetivos.

      ¡Gracias por comentar!
      8)

  5. Pues evidentemente depende de las empresas, como dices no creo que un empleado al que no se el deja tiempo para entrar en las redes comparta contenido de su empresa, pero es cierto que a lo mejor lo quiere hacer y si hay una herramienta que se lo facilita pues bienvenida sea.

¡GRACIAS POR COMENTAR!