Los niños y el espíritu emprendedor

El otro día, de camino al colegio tras dos semanas de vacaciones navideñas, mi hijo Javier, de 8 años, se quejaba de tener que ir al colegio.

– Papá y mamá también van al colegio

– ¡Mentira, vais al trabajo!

– Bueno, parecido …

– No, no es lo mismo. Vosotros al menos no tenéis a alguien que os diga qué tenéis que hacer

Creo que se va a llevar una desilusión cuando crezca. A menos que decida ser emprendedor.

Luego me preguntó que qué tenía que hacer yo ese día. Se lo expliqué, adaptando el lenguaje a su edad.

Le expliqué que cuando ellos se acuestan, entonces papá hace los deberes. Que tengo que estudiar mucho y que también me ponen “exámenes sorpresa”. Que intento cada año hacer cosas más complicadas que el anterior, para no “estar repitiendo curso” toda mi vida. Y que paso tanto tiempo delante del ordenador que, cuando llegan las vacaciones, huyo de él.

Creo que prefiere seguir en primaria. Pero quizá, a diferencia de sus padres, sí tenga espíritu emprendedor.

O que sea un visionario del trabajo en equipo, y siga la doctrina de Steve Jobs.

No tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer.

O quizá sólo sea amor de padre. Quién sabe.

Print Friendly, PDF & Email

4 comentarios

  1. Hola Ángel

    Creo que el cuento es al revés. Los niños son emprendedores natos y la escuela los convierte en curritos del montón. Puede que no tengan todo lo que enseñan en las escuelas de negocios; pero seguro que imaginación no les falta hasta que entran en la escuela.

    Un abrazo

    1. 100% de acuerdo. Y creo que los padres ponemos mucho de nuestra parte en ello.

      Yo no me veo como emprendedor ni loco pero, paradójicamente, no me importaría que mis hijos lo fueran. En el emprendimiento hay muchos valores que cualquier padre puede desear para su hijo.

      ¡Gracias por comentar!
      8)

    1. ¡Muy cierto!

      De hecho, confieso que empecé a tirar del hilo también por ahí, pero el post se empezaba a alargar (y me he prometido escribir más a menudo, por lo que también tengo que ser más breve 🙂 )

      De hecho, en el sentido que dices (¡y muchos otros!) mis hijos son también mis jefes 🙂

      ¡Muchas gracias por comentar!
      8)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.