“Emperrarse” en tratar a las personas como si fueran mascotas

Me llega de casualidad la siguiente imagen de Peter Steiner (en el Condé Nast Collection). El texto dice “It’s always ‘Sit,’ ‘Stay,’ ‘Heel’—never ‘Think,’ ‘Innovate,’ ‘Be yourself…”

Siempre dicen “Siéntate”, “Quieto”, “A dos patas” – nunca “Piensa”, “Innova”, “Sé tú mismo”

img_0004_88

Creo que poco más se puede añadir. La imagen lo dice todo.

Me trae a la menta una famosa cita de Steve Jobs.

“No tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer”.

Ahí dejo la reflexión.

 

16s comentarios

  1. Por ese comportamiento es que el experto en gestión Charles Handy afirma que “las organizaciones se han convertido en las cárceles del alma”. De acuerdo 100%

    1. No le falta razón a Handy … ¿Cómo conjugar la disciplina, el orden estratégico, con la innovación, el intraemprendimiento, …? Sobre el papel parece fácil pero …

      ¡Gracias por comentar!
      Ángel

    1. Hola Carolina,

      Tampoco nos autoflagelemos tanto 😛

      Es muy difícil que salgan Jobs a diestro y siniestro. Ni aquí ni en USA. El ser un visionario y tener la autodeterminación de Jobs son más aspectos personales que culturales. Aunque estoy de acuerdo contigo que aquí Jobs tendría que ser, si cabe, un punto más fuerte para sobrevivir a determinados ecosistemas laborales.

      ¡Gracias por comentar!
      Ángel

  2. Jobs no es santo de mi devoción, pero sin duda era un genio en lo que hacía, y sin una mente abierta, no habría logrado nada. He trabajado en empresas donde me han dicho directamente que me pagan por trabajar, no por pensar. Trabajo ahora para no tener que trabajar para nadie.

    Un saludo!

    1. Gracias Edmundo.

      Coincido plenamente contigo. En mi caso, no admiro a Jobs “por ser Jobs”. Evidentemente fue un gran visionario y tuvo la determinación suficiente como para sacar sus ideas adelante. NO he leído mucho sobre su vida, pero quizá sus formas y estilo son discutibles.

      Y el “No pagamos por pensar” es un clásico. Cuando pedí en el blog a los lectores que propusieran frases de 4 palabras que NO se deben decir, fue una de las más citadas (http://elmiracielos.com/2015/02/16/las-18-frases-de-cuatro-palabras-que-no-deberas-decir-ni-oir/)

      ¡Gracias por comentar!
      Ángel

  3. Bueno, desgraciadamente no todo el mundo es tan inteligente como hacer cosas distintas a ponerse panza arriba y dejarse acariciar la barriga. Quizá nos sorprenda que nos traten como a mascotas cuando nosotros mismos nos creemos mascotas. En la vida te tratan como te dejas, si tu no pones tus límites, nadie los va a poner por tí.

    1. Muy buena reflexión Juanan.

      Es cierto que en la vida hay muchos que disfrutan siendo mascotas. Hacen lo que se les dice y recogen su recompensa por ello. Pero no es menos cierto que ni todo el mundo es así, ni es bueno permitir ni fomentar esos comportamientos.

      Y no es bueno ni para las propias personas que obran de esa manera, porque se vuelven prescindibles. Pueden ser reemplazadas por otras personas que hagan lo mismo, o incluso por máquinas.

      Por supuesto, es muy fácil escribir un blog diciendo que hay que ser innovadores hasta en una cadena de montaje. Soy realista, no me chupo el dedo, y no en todos los entornos se puede dar la libertad de proponer cosas. Pero hasta en una cadena de montaje se podrían proponer mejoras e incluso innovaciones para ser más eficientes, ahorrar costes, … Aunque se tiene que dar el clima laboral y la libertad adecuada para ello. Y no siempre es así (de hecho, rara vez).

      ¡Gracias por comentar!
      Ángel

  4. Bueno yo no soy tampoco un fan de Steve Jobs pero si de su legado: Apple.
    Ahora bien mi opinión es que cuando las personas llegan a determinados niveles profesionales los idolatramos.Dan conferencias y nos cuentan cómo llegaron a realizar su sueño,lo mal que lo pasaron y comienzan a pensar en voz alta.Y algunas veces, y pienso que nos ha pasado a todos,se nos enciende una alarma en la cabecita: yo hago lo mismo,yo pienso igual, eso se me ocurrió a mi hace tiempo…o porque no..vaya tontería. Yo creo que todos llevamos dentro un “Steve Jobs”,somos buenos desarrollando nuestras capacidades pero cuando las descubrimos, hasta ese momento nos toca innovar interiormente y probar,probar hasta dar con ellas.Y por supuesto dejar nuestro legado mediante conferencias ;).

¡GRACIAS POR COMENTAR!