El libro definitivo que recomendarás (incluso regalarás) a tu jefe

Thomas Pikkety es el economista de moda. Como tal, tendrá sus seguidores y sus detractores. Los que seguro que le van a profesar un amor incondicional por mucho tiempo son los empleados de la compañía estadounidense Aetna. Y es que, por una vez (y esperemos que sirva de precedente), el síndrome alguien-se-ha-leído-un-libro ha resultado tener un efecto positivo.

El síndrome alguien-se-ha-leído-un-libro es ese momento en el que alguien de peso en una compañía lee durante un fin de semana un libro (o, peor aún, algún blog) y de repente tiene la visión de introducir algunos cambios en la compañía (muchas veces manu militari). Ese mismo lunes. Y todos sabemos las consecuencias que tienen los cambios impuestos, precipitados y sin la adhesión y convencimiento de aquellos a los que puede llegar a afectar.

PIKETTY-CAPITAL

Sin embargo, repito, por una vez el alguien-se-ha-leído-un-libro ha tenido resultados positivos para los trabajadores. E inmediatos.

Cuentan en Equipos y Talento que la citada compañía mejorará el sueldo de sus trabajadores peor pagados. A partir del mes de abril, una buena parte de su plantilla recibirá un aumento de sueldo del 11% en promedio, llegando al 33% en los niveles salariales más bajos.

¿Cómo ha sido posible tamaño milagro? Pues gracias al famoso libro El Capital en el Siglo XXI, del citado economista. Libro que, por cierto, el presidente y consejero delegado de Aetna mandó leer a sus ejecutivos. En él, Pikkety analiza los efectos nocivos de las desigualdades salariales, y cómo esto afecta a los mercados. Y todo científicamente basado en series de datos históricos (100 años).

Por una vez me permitiréis que recomiendo un libro que no he leído (todavía). Hay algunas referencias interesantes en Internet (aquí tenéis una). Pero estamos en época de revisiones salariales y de rendimiento, y a lo mejor lo queréis regalar por ahí, o dejar despistada alguna copia en la mesa de algún despacho. Quién sabe.

Claro que, como ya expliqué en el blog, eso de no pagar equitativamente no solo lo llevamos mal los humanos.  Ahí va un pequeño recordatorio.

¡De nada! 🙂

6s comentarios

    1. No estoy muy de acuerdo, #Jerby. Sí a la economía colaborativa pero en esquemas realistas del siglo XXI. No imagino un mundo sin salarios, aunque sí espero que sean más justos

      Gracias por comentar!!

  1. La desigualdad económica crea desigualdad social.El otro día en la TV1 y estamos en el 2015, las mujeres que ocupan cargos directivos cobraban un 15% menos que sus “homólogos” los hombres.Aún tenemos que mejorar y si es leyendo mejor que mejor.Un saludo

  2. Pues sí que está bien ese libro para regalar 🙂
    De todas formas también pienso que hay muchas desigualdades salariales porque no se siguen unos criterios coherentes a la hora de contratar.
    Mi experiencia cuando fui obrera: haciendo la misma cosa estaba ingenieros y gente de FP. Por supuesto los ingenieros querían contrato de ingeniero. Pero por otro lado, no hacían trabajo de ingeniero. Aunque quizá esto ya sea otro tema…
    Un abrazo .)

  3. Buenos días Ángel. ¡La que has liado…! Como siempre interesante post y a priori buen libro.
    Dos reflexiones de la lectura de tu post.

    Totalmente contigo, cuidado con los “jefes” que buscan su inspiración en blogs o libros que per se es muy muy positivo y recomendable pero que la implantación es ” por el art.1″. No todo se puede implantar en cualquier organización, del mismo modo o dará los mismos resultados.

    Con respecto al libro. Por lo que indican en las referencias interesantes que has incluido, desmantela algunas teorías de redistribución de la riqueza de economistas de siglos pasados.
    Lo que sí queda claro es una frase que aunque ya muy utilizada… ” Lo que antes servía ya no vale…”
    En situaciones de crisis, las diferencias se hacen más notables… Tendremos que leer el libro.

    Nota: Cuantos faltan para los 200?

    Saludos y buen día.

¡GRACIAS POR COMENTAR!