Gestionar Frustraciones. Empatía

Cataluña: una magnífica ocasión para practicar la empatía

Se nos llena la boca con la palabra empatía. Empatía con nuestros compañeros, con nuestros jefes, con nuestros equipos. Negar las bondades de la empatía es una de las herejías de nuestro tiempo. Pues bien, la crisis independentista de Cataluña nos brinda una magnífica ocasión para pasar de las palabras, escritas o habladas, a los hechos.

Hay muchas personas que lo están pasando mal, muy mal. Ayer mandé un correo a un una persona a la que tengo en altísima estima personal y profesional, interesándome por saber qué tal estaba. Vi su correo de respuesta mientras subía en el ascensor, volviendo a casa comer. Sólo diré que se me atragantó la comida. Lo mismo sucede con otros amigos y compañeros que viven en Cataluña, y con los que hablo estos días.

Empatizar no es sólo ponerte en  los zapatos del que piensa como tú. Empatizar es ponerte en los zapatos del otro. Punto.

El independentista, el nacionalista, el que vive en Cataluña, el que ya no y el que no la ha pisado en su vida. El estudiante, el trabajador, el empresario. El autónomo y el director general de una empresa. Hasta con el político de cuyas palabras, de sus decisiones, dependen el futuro y las ilusiones de millones de personas. Repito, de un lado y del otro.

¿A qué cuesta menos decirlo que practicarlo?

 

Print Friendly, PDF & Email

8s comentarios

    1. Otros con los que hay que empatizar … Las botellas del cava se fabrican, en su mayoría, en Aragón. El corcho en Exremedura. El …

      Y así con todo.

      ¡Gracias por comentar!
      8)

  1. Muy interesante tu reflexión. Empatia es un termino de Psicología “moderna” que viene a significar ponerte en el lugar del otro para intentar entenderlo. Conozco bien la situación de Cataluña porque colaboro con un fabricante que esta radicado en la “cataluña profunda” y está semana me transmitía su miedo. Escuchándole me venia a la memoria la situación que se sufrió en el País Vasco de los tiempos de ETA. Pequeños empresarios que callaban para que sus propios empleados no les quemaran las fabricas. La empatia es algo ampliable a cualquier relación humana: amigos, compañeros de trabajo… etc…. En el ámbito político, desafortunadamente, estamos viviendo momentos de fuertes discrepancias en que las diferentes tendencias quieren tener su razón. Bien es cierto, desde mi punto de vista, que puedes actuar con empatia cuando tu interlocutor defiende sus ideas desde un minimo de sensatez, de conocimiento, de cultura política. En caso contrario más bien sería la permisividad para no provocar el conflicto. En términos vulgares: “darle la razón al tonto”. En el caso que nos ocupa, que determinados empresarios catalanes defiendan una utopía que es absolutamente contraria a sus propios intereses. En fin, quizás me he ido demasiado del tema.

    1. ¡Muchas gracias por comentar,Miguel!

      Empatizar no quiere decir compartir el punto de vista del otro, sino ponerse en su luigar. No es fácil, y probablemente no se pueda en algunos casos que todos podemos tener más o menos en mente (asesinos en serie, violadores, …)

      La política nos ofrece un terreno estupendo para practicar la empatía. Aunque no compartamos la opinión de otros, sí podemos tratar de entender por qué piensan como piensan, cómo nos ven a nosotros.

      Otro ejemplo: los incendios recientes en Galicia. Se puede y debe empatizar con la gente que lo ha perdido todo, pero probablemente no con los indeseables que los han provocado. Aunque tengan “sus motivos” (necesidad económica, enfermedad, …)

      ¡Gracias de nuevo, amigo!
      8)

  2. Hola Ángel,
    a mí me parece que, independientemente de lo que suceda en este país, el hecho de no coincidir con las ideas políticas de lo que es más fuerte, o simplemente de lo que se ha puesto de moda, hace que te llamen facha. Insisto, no lo digo en particular por Cataluña sino por todo lo que voy viendo.
    Un abrazo.

  3. Buenos días Ángel,

    La situación general en Cataluña, es una cuestión que afecta sobre todo a las personas. Personalmente no soy optimista al respecto, creo que mucha gente se ha ido al monte, arrastrando en ese camino muchas cosas. como bien dices, espero que todos pongamos en práctica la empatía.

    Si me permites, me gustaría aportar con un enlace a un post que publiqué en mi blog de “GestionComplejidad”: Cataluña, una compleja situación sociopolítica, ¿hacia dónde?
    http://gestioncomplejidad.com/cataluna-vuca

    Saludos cordiales,

¡GRACIAS POR COMENTAR!