Worl Robotics Olympiad - Twinstormers

World Robotics Olympiad: dos campeones de 13 años

Si una imagen vale más que mil palabras, una historia de motivación, talento y esfuerzo, más que mil libros o posts sobre el tema. Llega a mi conocimiento la historia de dos niños de 13 años, dos gemelos con un don especial para la programación y la robótica que han llegado lejos. Tan lejos como para ser los campeones nacionales de la World Robotics Olympiad (WRO) de España. La World Robotics Olympiad (WRO) es una competición internacional que pretende fomentar el uso de las nuevas tecnologías así como el uso de los robots para resolver determinados retos, que no podría hacer una persona. Y, al haber ganado la competición nacional, ahora se presentan a la olimpiada mundial (WRO2015) que se celebra este año en Qatar.

World Robotics Olympiad 2015

La historia es apasionante, y la cuentan ellos perfectamente en la web que han creado. Según cuentan, su interés y pasión les viene desde los 8 años, momento en el que les regalan un kit de robótica. Se organizan y buscan un profesor que les enseñe y, aunque se les echa el tiempo encima, se presentan a la edición de la Comunidad de Madrid del concurso “con el robot sin terminar de funcionar como queríamos”. Según cuentan ellos mismos, habían hecho el trabajo de meses en 3 horas y, aún así, ganaron.

Worl Robotics Olympiad - Twinstormers
Fuente: https://sites.google.com/site/wrotwinstormers/

Eso les permitió pasar a la competición nacional, en Barcelona. Según cuentan en su web:

El viaje fue laaargo y duro, pero al fin llegamos a Barcelona. Nos pasó más o menos lo mismo en la competición nacional, tuvimos que rediseñar el robot en el último momento, y hubo que cambiar el programa. Teóricamente íbamos solo para mirar y para hacerlo el siguiente año. Pero en las 3 horas preparatorias nos dijimos: “Vamos a hacerlo”. Nos pusimos a programar y construir. Las primeras pruebas fueron un desastre pero dijimos: “Vamos a ello”. Y otra vez las cosas salieron demasiado bien. De repente, tras un día largo, nos encontrábamos en la última ronda, con la máxima puntuación. Tres, dos, uno, ¡el robot había terminado!. Nos quedamos totalmente paralizados por la situación. Una vez más lo habíamos logrado, logramos lo que dimos por imposible. No podíamos estar más felices.

Ahora el reto es Qatar. No es un viaje sencillo ni barato, pero estos dos pequeños grandes campeones y sus familias están haciendo un gran esfuerzo personal y económico para participar en la edición internacional, y buscan ayuda económica para ello. Tienes más información sobre cómo puedes contribuir en este enlace.

Han recibido apoyo de algunas empresas como GMV.

¿Dos pequeños futuros emprendedores?

Llega a mis oídos esta historia gracias a mi amigo José Manuel Ramos Centeno. En ella no solo veo una historia de pasión por lo que le gusta a uno (¡y desde una edad muy temprana!) Saben lo que quieren, no se rinden y luchan por ello. Tienen hasta unas modesta página en Facebookcuenta en Twitter, además de la citada web, con las que dar voz a su historia. Y esa es justo la actitud y el talento que se precisan para emprender lo que ellos quieran el día de mañana.

Mientras tanto, merecen todo el apoyo del mundo. Y que su historia sea conocida.

Más información

Más información sobre esta historia en los siguientes enlaces:

Print Friendly, PDF & Email

5s comentarios

    1. ¡Gracias #Jerby!

      Efectivamente, llegados a una cierta edad (me pregunto cuál), los prejuicios paralizan. La “convicción” de que no podemos y, de fondo, el miedo al fracaso.

      ¡Gracias por aportar!
      8)

  1. Muchas gracias por colaborar en la difusion. Conozco tanto a los niños como a sus padres y siempre han sido unos curiosos y unos luchadores natos.
    Estoy siguiendo la historia desde el principio y me tienen fascinado.
    Espero que consigan el sueño de, al menos, llegar a Qatar. El resto ya depende de su capacidad de innovacion y adaptacion a la situacion.

    1. ¡Gracias a ti, José Manuel, por hacerme llegar la historia!

      A todo lo dicho, sólo añadir que realmente me dan una envidia muy sana. Tanto los propios peques como sus padres. Por tener una pasión y luchar por ella.

      ¡Un abrazo y gracias de nuevo por todo!
      8)

¡GRACIAS POR COMENTAR!