Por qué ahora sí puedo hablar del cambio: Ángel 2.0

¡La madre que parió a la osita Krispy! ¡La madre que la parió! Si no nos hubieran inculcado el miedo al cambio, a salir de la zona de confort, las cosas serían muy distintas. Pero no. Supongo que preservamos algún instinto animal que nos hace ser cautos ante el cambio, ante la novedad. Y, sí, puedes escribir tantos artículos como te dé la gana, dar charlas e incluso (algunos) escribir libros. Pero cuando te toca afrontar el cambio, la cosa cambia (valga la redundancia). Una cosa es animar a los demás a que cambien, y otra muy distinta dar el cambio uno mismo.

Algunos derechos reservados por Daquella manera (Flickr)
Algunos derechos reservados por Daquella manera (Flickr)

No ha sido fácil, pero yo he dado el paso. Dejo la zona de confort: el conocimiento de una empresa, de un sector, de unos clientes, pero sobre todo de unos compañeros a los que jamás podré agradecer lo suficiente lo mucho que he aprendido de ellos y con ellos. Dejo una vida: cambio de ciudad, y dejo en Madrid a mucha gente a la que jamás olvidaré. A los Amigos, con mayúsculas, no los dejo precisamente por eso, porque son Amigos, y siempre estarán ahí. Y la tristeza que genero en algunos es la alegría de otros, que ven cómo vuelvo muchos años después (porque supimos mantener la amistad).

Profesionalmente hablando (lo personal lo reservo para mí), la oportunidad que se presenta es no solo un reto sino una enorme responsabilidad. Me incorporo a Ayanet como Director de Operaciones. En las dos semanas que llevo ahí, he constatado que me uno a una compañía con unos valores humanos y profesionales muy sólidos, que comparto y, sobre todo, con unas personas excepcionales, a las que agradezco desde aquí la acogida y ayuda que me han dado estos días.

Decía Confucio que a donde quiera que vayas, ve con todo tu corazón. Así lo haré. Y, con el debido respeto y salvando todas las diferencias (que son muchísimas), parafrasearé al gran Carlos Domingo diciendo: ¡Next stop, Zaragoza!

Print Friendly, PDF & Email

21s comentarios

  1. Hace unos meses en un post de este blog te comentaba que salía de mi zona de confort, para desarrollar actividades como profesional independiente en Argentina. Te puedo comentar que las cosas van mejor de lo que esperaba.
    Todos los cambios son buenos, sobre todo por lo mucho que se aprende de ellos.

    Mucha suerte! y éxitos!

  2. Angel, todo cambio y esfuerzo por salir de la zona de confort es para bien por definicion. Pero si lo haces con ilusion y entusiasmo sembrando valores positivos y principios de valor, el exito está garantizado. Asi que desde mi humilde posicion, tienes mi apoyo incondicional y te deseo lo mejor. Edu

    1. Muchas gracias Edu!

      Ya sabes que hay muchas cosas en la vida profesional que tiran mucho. Hemos trabajado juntos en el mismo sector, y se llevan “en vena”. El cambio es difícil, pero en ocasiones necesario.

      Mucha suerte y gracias de nuevo!
      Ángel

  3. No sé si la zona en la que estaba hasta esta tarde se podría definir como “de confort”, pero supongo que era lo más parecido: me resignaba a ser una de las tantas trabajadoras sociales recién graduadas, sin experiencia laboral y, por lo tanto, con muy pocas posibilidades de alcanzar un puesto de trabajo.
    Sin embargo, he decidido poner en marcha la maquinaria. Me he decidido a abrir un pequeño rincón en la red en el que compartir con otros compañeros todo lo que se me ocurra sobre este mundo tan falto de información y tan poco visible, al fin y al cabo, como es el trabajo social.
    Muchísima suerte en tu nueva etapa, irá de lujo 🙂

    Hasta la próxima!

    1. Si es zona de confort o no, solo tú lo sabes, pero sí es claramente una apuesta y un cambio.

      Mis mejores deseos de que todo te saldrá bien. ¡Seguro que irá fenomenal!

      Gracias por tu comentario y tus palabras, y ya nos irás contando (deja por aquí el enlace a tu página).

      ¡Gracias y suerte!

  4. Gracias Emilio, especialmente porque eres otro campeón del cambio 🙂

    Y no, espero no dejar el blog, aunque estos días están siendo muy complicados, hasta que todo se asiente.

    Gracias por comentar y mucha suerte en tu aventura particular!

¡GRACIAS POR COMENTAR!