Innolecciones: Aprender de los éxitos y fracasos ajenos

La mayoría de los blogs que tratan el tema de la innovación (como éste) terminan las más de las veces hablando de filosofía y gestión de la innovación. Los consejos concretos no suelen abundar en ellos. Yo mismo lo he intentado varias veces, pero es francamente difícil. ¿Por qué? Pues porque, en lo que a la innovación se refiere, no existen recetas mágicas, universales, que valgan en todo momento, empresa y lugar. Se habla más por tanto de técnicas y principios generales, rayando la filosofía, que sirve a muchos al menos como consuelo moral, o como pista para empezar a tirar del hilo, adaptando lo que se cuenta a su caso particular.

Ya he dicho en otras entradas del blog que entendí lo que es realmente la innovación, como proceso, gracias al caso del carro de la compra de IDEO, y entendí que la innovación no es solo creatividad, no es la inspiración de un genio en un momento dado, y no es (¡las más de las veces!) fruto del azar. Y estas convicciones se reafirmaron estudiando el caso de Ferran Adriá en otra entrada del blog.

Algunos derechos reservados por kreg.steppe (Flickr)
Algunos derechos reservados por kreg.steppe (Flickr)

Doy un paso más en la línea de aprender de los éxitos, y de los fracasos, de otros. Porque de los éxitos se aprende, pero de los fracasos también, como vimos en el artículo Aprendiendo de los errores, ¡Adiós, muro de las lamentaciones!. La idea no es analizar los casos ampliamente conocidos (los Apple, Inditex, Mercadona, …) y tratados en múltiples libros y blogs. Intentaré centrarme en esos otros que no tienen tanta prensa, pero de los que se puede aprender y mucho. Veremos patrones comunes en todos ellos, que nos deben hacer recapacitar.

Trataré de publicar regularmente los viernes, para terminar la semana bien, sin filosofar demasiado.

Expondré casos que encuentro en Internet, oigo en la radio, televisión, etc. Del mismo modo, si conocéis algún caso de algún conocido, o que simplemente os haya llamado la atención en los medios, no dudéis en contactar conmigo. Estaré encantando de contarlo aquí.

El primer artículo sobre el tema casi parece sacado de la saga de La Guerra de las Galaxias. Un casco de bicicleta invisible.

Espero que os resulten interesantes. Y, sobre todo, recordad el dicho anónimo que circula por Internet: El éxito es como estar embarazada: todo el mundo te felicita, pero nadie sabe la de veces que te han ****** hasta haberlo conseguido 😉

¡Gracias por leerme y comentar! Espero vuestras ideas.

Print Friendly, PDF & Email

3s comentarios

  1. Hola Ángel,

    yo no creo que filosofes tanto. Hay muchos blogs que hablan sobre negocios, marketing y como dices no hay receta. Lo que más parece es que cada uno dice lo que le ha servido en su caso concreto. En este sentido tú siempre has tratado de ir al grano poniendo ejemplos útiles, vaya, yo lo veo así.

    Saludos 🙂

¡GRACIAS POR COMENTAR!