El cambio necesario en la educación: Enseñar cómo funcionan las cosas

¿Por qué tenemos dificultades para innovar? ¿Por qué, naciendo como seres creativos, nos cuesta plantear soluciones innovadoras, disruptivas o no? En mi opinión, porque no nos enseñan cómo funcionan las cosas. O, mejor dicho, no tenemos nuestras mentes predispuestas a preguntarnos cómo funcionan las cosas.

Te propongo un pequeño experimento. Pregúntale a un niño si sabe cómo llega a la tienda el sobre de cromos o la bolsa de chucherías que acaba de comprar. Probablemente la respuesta estaré en la línea de un señor lo ha hecho y lo ha traído en un camión a la tienda. Todas las teorías y sistemas de logística y distribución a tomar viento por la farola. ¿O no?

No. Las cosas no son tan sencillas. Ahora trata de explicarle, a nivel muy sencillo (¡tampoco hay que pasarse!) que el “señor” que hace los cromos (o lo que sea) no tiene capacidad para enviar él mismo, con sus camiones, a todas las partes de tu país, o incluso del mundo. Que nos sabe cuántos sobres tiene que enviar a esa tienda, y que necesita una red de comerciales para ello. Que los sobres no se envían desde la fábrica, sino probablemente desde centros de distribución … Y que puede que se tengan que fabricar en varios sitios porque si no sería muy costoso llevarlos a esos centros (o no llegarían a tiempo).

Fotografía por Óscar en Flickr (https://flic.kr/p/4txmgD). Algunos derechos reservados
Fotografía por Óscar en Flickr (https://flic.kr/p/4txmgD). Algunos derechos reservados

No prejuzgues pensando que le va a parecer aburrido. Somos seres curiosos por naturaleza. Por lo menos hasta que esa curiosidad nos la matan, o nos la matamos solitos. Pero además le estás hablando de SUS cromos, o de las chucherías que le gustan. Sí es probable que tenga cierto interés en el tema. Y, si no es en este ejemplo, encontrarás otros. Cada niño es un mundo.

Nadie jamás se molestó en contarme qué es eso de la logística y distribución. Lo poco que sé lo aprendí a retazos, oyendo de aquí y de allá (el padre de un amigo era agente comercial, un primo mío trabajaba en una empresa de distribución de bebidas, …) Hasta que por motivos profesionales estuve involucrado en un proyecto de consultoría de una PYME del sector de la distribución. Otro baño de humildad profesional a este ingeniero de software.

No podemos saberlo todo, simplemente no tenemos tiempo ni capacidad para entender y comprender cada una de las cosas que pasan a nuestro alrededor. Pero con demasiada frecuencia nos oímos frases como ¡Uy! Eso es muy complicado para ti, o Jamás lo entenderás. O, peor aún, Las cosas no funcionan así, sin dar ni media explicación más. Unas veces por nuestra propia falta de conocimiento; otras, por falta de confianza en que serán capaces de comprenderlo; y algunas otras, por pura pereza de dedicarles un rato que no se antoja corto. Así, a la larga, tendemos a simplificar: entra A y sale B.

No me refiero, insisto, a saberlo todo. Pero sí hay que fomentar una forma de pensamiento crítico que no esté basado en la excesiva simplificación y en la ley de causa y efecto. Lo que sucede por el medio importa, y mucho.

Causa y efecto. Pero las cosas, desgraciada o afortunadamente, no son tan sencillas. Y si no conocemos cómo funcionan las cosas a nuestro alrededor, difícilmente podremos cambiarlas o mejorarlas. Estamos, entre otras cosas, imposibilitando la innovación.

Una de las técnicas para proponer soluciones innovadoras (sobre todo en procesos, pero también en productos y servicios) es el denominado Customer Journey (traducido a veces como Viaje del Usuario). El ejemplo que suele ponerse es el de un viaje en avión. Si analizas cada una de las cosas que suceden desde que tienes las maletas preparadas para salir, hasta que llegas a tu hotel de destino, tendrás un montón de oportunidades donde una aerolínea puede mejorar su servicio: cómo te desplazas al aeropuerto, la facturación, la sala de espera, el vuelo, la recogida del equipaje, transporte al hotel, … Esto se hace habitualmente en todo proceso industrial para mejorar los procesos. Te recomiendo que eches un vistazo al post en el que daba algunas recetas mágicas para innovar en procesos.

Conclusiones

No menospreciemos ni las ganas ni la capacidad de aprender de los demás. Ni en niños ni en adultos. Sólo si sabemos cómo funcionan las cosas, si estructuramos nuestras mentes para no caer en la excesiva simplificación, seremos capaces de mejorar todo aquello que nos rodea. Incluyendo, por qué no, nuestra propia sociedad.

Evitemos frases como el no lo entenderás, esto es muy complicado, no tengo ni idea, … Si no lo sabes, averígualo. Y dedícale tiempo, paciencia y esfuerzo.

¿Qué cosas te han preguntado un niño sobre el por qué de las cosas? ¿Supiste contestar?

¡Gracias por compartir tus experiencias con los demás!

15s comentarios

  1. Bueno, después de leer tu artículo me viene a la mente aquello de “La curiosidad mató al gato… pero al menos murió sabiendo” 😀
    Quizá muchas veces respondemos con ese “no lo entenderías” o “es demasiado complicado para ti” porque somos incapaces de entenderlo del todo nosotros mismos o porque creemos que eso nos hace más interesantes ante los demás 😉

  2. Muy bueno, muy interesante!! Personalmente me apasiona el tema, educación y creatividad. Trabajé varios años dando clases en la Universidad y me preocupaba por generar curiosidad las primeras clases para que luego, por más que los temas fueran aburridos, sepan en que se aplicaban, y de esta forma despertar mayor interés.

    Imagino que habrás hablado en algún post de esto, pero son muy recomendables las exposiciones que hizo Ken Robinson en TED.
    http://www.ted.com/talks/ken_robinson_says_schools_kill_creativity?language=es

    Por otro lado, lo vivo (y a veces lo sufro) en carne propia con mis hijos (tengo 3, la mayor 9 años). En particular intento fomentar su curiosidad y que no teman preguntar. Hace poco mi hija mayor mientras mirábamos un informe en la televisión disparó “Papá, que es la marihuana?”, lo que terminó en más de una hora de charla…pero eso daría para un nuevo post!

    Otra pregunta de mi hija “¿Cómo nació el primer pájaro?”

    En fin, soy un convencido que los hijos nos educan a nosotros tanto como nosotros a ellos!

    1. ¡Muchas gracias Hugo!

      Si no aprovechamos para desarrollar el mejor momento de creatividad de nuestras vidas, el de la infancia, entonces tenemos un problema.

      Sí conozco los vídeos e ideas de Sir Ken Robinson, pero te agradezco infinitamente que lo compartas aquí.

      Respecto a las “anécdotas” (por llamarlas de alguna forma) de niños, a veces nos ponen en aparentes aprietos. Pero en el fondo son excelentes oportunidades para aprender, incluso temas importantes y sensibles, como pueden ser las drogas o el sexo. Sacar el tema puede ser, en ocasiones, un poco complicado. Pero si ellos mismos dan pie …

      ¡Muchas gracias por enriquecer el artículo con tu comentario!
      8)

  3. Justo antes de leer tu artículo, Ángel, me enviaron un correo con este texto, es un poco largo así que si quieres quitarlo no hay problema y es que es extraña la sincronicidad.

    ¿Problemas con las matemáticas……….?

    Por eso estamos como estamos: neuronas perezosas…

    La semana pasada compré un producto que costó 158 €. Le di a la cajera 200 € y busqué en el bolsillo 8 € para evitar recibir más monedas.
    La cajera tomó el dinero y se quedó mirando la máquina registradora, aparentemente sin saber qué hacer.
    Intenté explicarle que ella tenía que darme un billete de 50 € de vuelta, pero ella no se convenció y llamó al gerente para que la ayudara.
    Tenía lágrimas en sus ojos mientras que el gerente intentaba explicarle lo que ella, aparentemente, continuaba sin entender.
    ¿Por qué cuento esto?
    Porque me di cuenta de la evolución de la enseñanza en las matemáticas desde 1950, que fue así:

    1) Enseñanza de matemáticas en 1950:
    Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 pts . El costo de producción de ese carro de leña es igual a 4/5 del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

    2) Enseñanza de matemáticas en 1970:
    Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 pts . El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

    3) Enseñanza de matemáticas en 1980:
    Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 pts . El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pts . ¿Cuál es la ganancia?

    4) Enseñanza de matemáticas modernas en 1985:
    Un leñador cambia un carro “P” de leña por un conjunto “M” de monedas.
    El cardinal del conjunto “M” es igual a 100. y cada elemento vale 1.
    Dibuja 100 puntos gordos que representen los elementos del conjunto “M”. El conjunto “F” de los gastos de producción comprende 80 puntos gordos del conjunto “M”.
    Representa el conjunto F como subconjunto del conjunto “M”, estudia cuál será su unión y su intersección, y da respuesta a la cuestión siguiente:
    ¿Cuál es el cardinal del conjunto “B” de los beneficios?
    Dibuja “B” con color rojo.

    5) Enseñanza L O G S E :
    Un leñador vende un carro de leña por un importe de 100 pts . Los gastos de producción se elevan a 80 pts , y el beneficio es de 20 pts .
    Actividad: subraya la palabra “leña” y discute sobre ella con tu compañero

    6) Enseñanza de matemáticas en 1990:
    Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 pts . El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pts . Escoja la respuesta correcta, que indica la ganancia:
    ( 20 pts ) ( 40 pts ) ( 60 pts ) ( 80 pts ) ( 100 pts ).

    7) Enseñanza de matemáticas en 2000:
    Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 €. La ganancia es de 20 €.
    ¿Es correcto?
    (Si) (No).

    8) Enseñanza de matemáticas en 2008:
    Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 €.
    Si Ud. sabe leer coloque una X en los 20€ que representan la ganancia.
    (20 €) (40 €) (60 €) (80 €) (100 €).

    9) Enseñanza de matemática curso 2009/10:
    No hay que preocuparse si no saben responder el ejercicio anterior: llevarán a los profesores a la Oficina de Supervisión del Ministerio de Educación y les exigirán, a los profesores, repetir la prueba en vista de que la pregunta es de alta dificultad.
    Además, también se puede utilizar, como elemento de apoyo, chuletas, libro o cualquier método o sistema para copiar en el examen sin que por ello sea expulsado de dicho examen ni suspendido, ya que, según la Universidad de Sevilla, están en su derecho.

    LA PRÓXIMA REFORMA:

    *** El enunciado será algo así: ***

    «Ebaristo, labriego y leñador, burgues, latifundista espanyol facista spekulador i intermediario es un kapitalista insolidario y centralista q sa enriquezio con 100 pabos al bender espekulando un mogollón d leña».
    Bibe al hoeste de Madrid esplotando ha los magrevies. Lleba a sus ijos a una esjuela de pago.
    Analiza el testo, vusca las faltas desintasis, dortografia, de puntuazion, y si no las bes no t traumatices q no psa nda.
    Ejcribe tono, politono o sonitono con la frase ?QUE LISTO EL EBARISTO? y envia unos sms a tus colejas komentando los avusos antidemocráticos d Ebaristo i conbocando una manifa expontanea d protesta. Si bas a la manifa sortearan un buga guapeado. SALU

    1. ¡Gracias Ana!

      Todo un clásico entre los que hemos estudiado matemáticas (incluso hemos dado clase institutos). Tan triste como cierto.

      Una cosa es que el mundo cambie y haya que adaptar los sistemas de enseñanza a los nuevos tiempos, y otra que se adapte para formar a las futuras generaciones en no sé muy bien qué (¿en la más absoluta ignorancia?)

      ¡Gracias por comentar!
      8)

      1. Muy acertado tanto tu artículo como la contestación. Una hermana es profesora de matemáticas y dice que con 14 años no son capaces de hacer nada sin la calculadora…ella que es ingeniera y dice que en la carrera las más de las veces nopodían usar calculadora…si fueran los docentes los que hicieran los planes de estudio y no los políticos cuanto saldríamos ganando.

        1. Yo defiendo el uso de la calculadora, con matices.La calculadora es uno de esos casos en que meto A y sale B: meto una serie de número, unas operaciones, y tengo un resultado.

          Sin embargo, para poder llegar a eso, hace falta una cierta capacidad crítica de lo que estás obteniendo. Siendo profesor de física del antiguo COU (ahora 2º Bachillerato) durante 4 años me vi de todo. Recuerdo un problema en un examen en el que había que calcular la masa del Sol, y a un alumno le salieron 800 kg. Mi respuesta fue clara (y así se lo dije): un toro, unos 400 kg. El Sol, ¿pesa como dos toros? El planteamiento era correcto, pero se equivocó con la calculadora. Esos problemas no se pueden resolver sin calculadora, pero ésta no basta. Hay que tener sentido crítico. Te podría poner más ejemplos: en ese mismo examen, a otro le salió la masa del So ¡NEGATIVA! En otro examen, a un alumno le salió que la presión en el interior de una botella de butano era miles de millones de veces la presión ambiental. Etcétera, etcétera, etcétera …

          ¡Un abrazo!
          8)

  4. Hola Ángel,
    pues a mí sobre todo lo que se nos enseñaba de física me parecía demasiado sencillo.
    Por ejemplo, lo de las fuerzas. A mí siempre me parecía que había muchas más fuerzas y que había que cortar por algún sitio porque si no salía complicadísimo el problema.
    Un abrazo 🙂

    1. Hola Carolina,

      🙂

      No me refiero tanto a los propios problemas de física o matemáticas, sino a entender cómo funciona el mundo. Aquellas cosas que nos parecen que vienen dadas, pero que involucran por detrás a muchísimas otras cosas. Y en la capacidad de simplificar (ej. clásico: intermediarios) u optimizar las partes claves del proceso, podemos encontrar nuevas fuentes de innovación.

      ¡Gracias por comentar!
      8)

  5. Hola Angel, yo creo que el problema es social o tal vez, solo empresarial, me explico. Basándome en la estructura de mi empresa, se tiende a la búsqueda de la excelencia y a la optimización de los procesos pero no se da información al respecto, si quieres pertenecer a una de esas iniciativas tienes que investigar por tu cuenta ya que cada departamento, cada puesto de trabajo o cada área son estancas y muy opacas. Solo tienes margen de maniobra dentro de tus propias tareas y cuando tratas de excederte siempre está lo de “es que no tienes ni idea”.
    Yo trabajo ahora en una multinacional pero antes lo hacía en una pyme, en la que todos sabíamos hacer de todo, desde atender la recepción a organizar eventos, era un sentimiento distinto y los procesos eran mucho más transparentes y accesibles.
    Creo que en nuestro pais aún hay mucho de guardar lo nuestro, ocultar nuestras tareas y mucho miedo a que venga otro innovando y nos de la patada. En algunos casos incluso es cierto que pasa.
    Se es es muy bonito de cara a la galería ofrecer a los empleados la innovación de la empresa pero no siempre se puede hacer mucho porque, como dices, no se enseña a hacerlo. No se permite la rotación de puestos, no se permite que unos departamentos aprendan de los otros, no hay sinergias entre puestos, no hay colaboración más allá de los deadlines….
    Es un sistema utópico y seguro que hay empresas comprometidas, la mia no lo es.
    Un abrazo!!!

¡GRACIAS POR COMENTAR!