Ciberseguridad y Big Data

Si has sido alguna vez víctima de un robo en tu vida (ojalá que no), conocerás en primera persona ese sentimiento de rabia e impotencia que se genera. Entre otras cosas, por no haber hecho (o podido hacer) algo para evitarlo. Este verano entraron a robar en la urbanización donde vivo. Usaron la impunidad de la noche para literalmente reventar 4 o 5 trasteros y llevarse algunos objetos de valor. El método no era demasiado sofisticado, pero sí eficaz: les bastó un papel convenientemente doblado en el hueco de pestillo para abrir la puerta de seguridad de acceso a los trasteros sin forzarla. Así de simple. Simple de hacer y de combatir. Ahora, cuando accedo a los trasteros, me aseguro de que no haya otro papel en la puerta. Sabemos que es una respuesta reactiva. Sabemos cómo nos atacan y nos defendemos ante ello. Pero el día en que “los malos” utilicen otro modus operandi, seremos incapaces de anticiparnos, y nos pueden volver a robar.

Ciberseguridad y Big Data

¿Podemos anticiparnos a nuevas formas de ataque sin esperar a haberlos sufrido en el pasado (con consecuencias, muchas veces, irreparables)? ¿Podemos, en definitiva,  tratar de anticipar ataques de ciberdelincuentes de manera proactiva? En el caso de la ciberseguridad, gracias al Big Data y los avances en Inteligencia Artificial, sí.

Extracto del artículo publicado en el blog de GMV con el título Big Data y Ciberseguridad: Más allá de los SIEM tradicionales. Pulsa aquí para leer el artículo completo.

English version available at Big Data and Cyberscurity: Pushing the SIEM Envelope.

4s comentarios

¡GRACIAS POR COMENTAR!