El Dato está de moda: Big Data y probadores inteligentes

Mira que soy bruto. Lo tenía ahí, delante de mis narices. Y no lo vi. En ocasiones tienes una idea y no lo sabes. Y no será porque, como el común de los mortales, no me haya pasado largas horas en tiendas de ropa con mi mujer . Entrando y saliendo del probador en busca de otro modelo de pantalón u otra talla. Yo frivolizando con el minibar para maridos, pero resulta que la Idea, con mayúsculas, era tener probadores inteligentes en las tiendas, unos asesores electrónicos. Desde pedir una bebida hasta que te sugiera la ropa que buscas y que, una vez dentro del probador, puede sugerirte hasta más posibilidades. El sueño de todo marido hecho realidad (echad un ojo a la cuenta de Instagram @miserable_men) 😉

Desde un punto de vista económico, el negocio es redondo. La firma Rebecca Minkoff ha conseguido, gracias a esta tecnología, aumentar un 50% sus ventas. No os perdáis el siguiente vídeo.

¡Los probadores inteligentes no solo asesoran, sino que generan datos! Datos que permiten personalizar, datos que permiten obtener inteligencia de negocio (tendencias, gustos de consumidores, …) No solo sabes la gente que entra a la tienda sino, más importante todavía, quién termina probándose algo, qué opciones ha barajado y por cuál se ha decantado (si lo ha hecho por alguna). Las ventajas del comercio electrónico llevados a una tienda física.

La situación me recuerda a las diferentes posiciones estratégicas (y prácticas) que tienen Amazon y Google respecto a las compras por Internet (y del que ya hablé en Google contra todos: ¿quién da más?). Mientras Google sabe lo que buscas, Amazon sabe lo que terminas comprando y comparando. Y eso le permite hacerte recomendaciones personalizadas más acertadas, uno de los pilares de su negocio.

El sector de la moda tiene ante sí una revolución en ciernes, una revolución inevitable.

Los scanners 3D y el big data pueden ayudarnos a mejorar las recomendaciones personalizadas en moda, tal y como hace Amazon con música, libros y discos.

Por cierto, Amazon también incluye ropa entre su oferta, aunque sospecho que el volumen de visitas y ventas andará muy lejos del de libros, y en el corto plazo no parece probable que pueda dar el campanazo también en este sector.

¿Despersonalización o experiencia de usuario? Simple negocio. ¿La última pala de tierra sobre el ya maltrecho pequeño comercio? No, en absoluto. Estos sistemas tienen sentido para grandes cadenas y superficies. Eso sí, el pequeño comercio deberá esforzarse más, si cabe, en una atención más personalizada.

En cualquier caso, ¿puede este tipo de tecnología reemplazar a los dependientes de las tiendas? No totalmente, pero seguramente en gran medida sí. Que un sistema te asesore y hasta te lleve la ropa al probador tiene unas consecuencias bastante claras. La tendencia es clara, y el futuro está aquí, con robots como Pepper, el primer robot humanoide para el mercado de masas, y que empresas como Nestlé han incluido en algunas tiendas para asesorar en la compra de máquinas de café.

Pepper y probadores inteligentes

Todo cambia a nuestro alrededor. Los sectores tradicionales, también. Y tendrán que ofrecer un producto o servicio especializado, diferenciado. Las máquinas ya tratan de predecir qué canciones triunfarán o incluso qué startups triunfarán. El mundo de la moda está acechando, para lo cual es necesario el sacrosanto dato. La compra de ropa por Internet está en alza, pero sospecho que a un ritmo todavía lento y demasiado centrado en algunos sectores. Como recoge José Carlos Baquero en su blog de Data Science y Big Data, ya hay al menos una empresa que se dedica a recoger datos de diversas fuentes (incluyendo redes sociales), para predecir con ello el precio adecuado de la ropa y las tendecias en moda. Coger el dato directamente de la tienda física con los probadores inteligentes resulta, sin duda, prometedor.

El dato, efectivamente, está de moda.

 

 

7s comentarios

    1. Entre mal y peor 😛

      Te lo agradezco infinitamente. Le echo un ojo pero dudo poder embarcarme en más aventuras. Tengo varios retos personales y profesionales a la vista, y ya dejé a Julián (y más gente) “tirados” al nacer los mellizos.

      Lo miro en cualquier caso.
      ¡Gracias!
      8)

  1. Un placer leerle de nuevo Ángel.
    Buen video que sin duda estaría entre los Videos del Viernes!

    La aplicación es útil de verdad (casi por una vez) y hace a la tienda mucho más eficiente ya que el tiempo que pasas en la tienda sin comprar es menor. Encima cortas la insatisfacción de entrar al probador, probarte algo y salir sin comprar nada.

    Estrategia WIN-WIN!

    1. ¡Gracias Julián! Un caso clarísimo de obtención de datos, procesamiento y experiencia de usuario.

      Y lo hemos sufrido todos :'( 🙂

¡GRACIAS POR COMENTAR!