Aprendiendo a innovar o hacer el amor con una fotografía de Brigitte Bardot

He asistido a una presentación  de Euroforum sobre su programa de formación en gestión de la innovación, en la que teoría y práctica van constantemente de la mano. La aproximación me ha parecido sumamente interesante y recomendable.

¿Se puede enseñar a innovar?

Me viene a la memoria una charla  de Humberto Matas en Innosfera hace ya algunos años (en el 2011) sobre innovación, de las mejores sobre el tema a las que he tenido el placer de asistir. En dicha charla se planteaba la siguiente pregunta: ¿se puede enseñar a innovar?

Por ♥ Unlimited
Por ♥ Unlimited

La base de la ponencia de Matas era tan simple como cierta. En las escuelas de cocina, te enseñan a cocinar. Te enfrentas a fogones y cazuelas, y a nadie se le pasa por la cabeza formar a profesionales a base de libros, sin meterse en la cocina, y con lecciones teóricas del tipo dónde conseguir los mejores alimentos. Lo mismo sucede en las escuelas de interpretación, donde los alumnos interpretan como parte de su formación, y no se limitan a empollarse el método Stanislavski. Y no se puede aprender ballet sin calzarse unas zapatillas, ponerse unas mallas o un tutú,  y empezar a practicar los primeros movimientos y pasos.

Sin embargo la innovación se pretende enseñar en muchas escuelas de negocio, máster y libros varios. Pero sin mancharse, interpretar, saltar (usando los ejemplos anteriores) no hay enseñanza ni aprendizaje de innovación posible. Si te ofrecieran unas clases de baile de salón teóricas, ¿las aceptarías? Sería un fraude, ¿no? Pues lo mismo pasa con la innovación. No basta con saber estándares internacionales, técnicas de creatividad o mecanismos de financiación. Hay que aprender practicando. Y practicando en casos de verdad, cercanos a tu día a día. Todo lo demás son fuegos artificiales.

El director de orquesta rumano Sergiu Celibidache (1912 – 1996) estaba totalmente en contra de la grabación de conciertos de música clásica, tanto en cuanto no  permiten disfrutar de toda la experiencia de una sala de conciertos. Llegó a afirmar que un concierto grabado es como pasar  una noche de amor con una fotografía de Brigitte Bardot.

Brigitte Bardot, 1961. Foto por Por John McNab. Algunos derechos reservados
Brigitte Bardot, 1961. Foto por Por John McNab. Algunos derechos reservados

Pues eso.

18s comentarios

  1. Totalmente de acuerdo en que innovación, o cualquier otra disciplina, no se puede enseñar sólo con teoría. Los dos ejemplos que pones vienen muy al caso tanto la cocina como la actuación se basan en que probemos y no sólo en estudiar.

    En cuanto a la foto de Brigitte Bardot… es un ejemplo que no deja lugar a dudas 😉

    Saludos, Julián.

    1. Gracias Julián.
      El problema es que muchas veces la práctica está muy alejada de tu problema real. Por ejemplo, en un curso de negociación, negociar la compra/venta de coches me vale de poco si me dedico al sector de la alta tecnología. Si el problema se complica para tener más grados de libertad, el riesgo de que no controles las variables para el caso práctico puede quedarse en nada.
      Por ejemplo, yo sé qué variables de negociación tengo en mi sector, pero desconozco lo que se puede negociar en la compra-venta o traspaso de un jugador (más allá de lo obvio, que está en los periódicos).
      La formación en innovación será efectiva en la medida que se asemeje a la situación real (sector, mercado, cultura de empresa, …) en la que dicha innovación se va a poner en práctica.
      Saludos,
      Ángel

      1. Cierto, por eso creo que la práctica debería se dirigida por una persona con experiencia en el sector a cual se dirige el curso.

        Si el curso es de tipo general pues tienes que hacer negociación de coches aunque haya personas del sector de la medicina, de las tecnologías de la información o de la arquitectura.

        Si es un curso ad hoc para una compañía, creo que se debe exigir un profesional con experiencia en el sector de la compañia (o en el sector que te interese) para que oriente la práctica en el mismo.

        De todas formas Angel creo que aunque te enseñen técnicas de negociación de otros sectores seguro que puedes aplicarlas en las TI ya que no hay nada nuevo bajo el sol!. De hecho una de las cosas que creo que es más beneficiosa es la de aprender como resuelven sus problemas otras áreas totalmente ajenas a la propia, ya que permite enfrentar las situaciones con aire fresco y ver las cosas des de nuevas perspectivas que muchas veces te permiten resolver los problemas de un modo más óptimo.

        Sobre este pensamiento el otro día vi un documental en la televisión (La 2) sobre la estimulación del cerebro. A los voluntarios se les proponían una serie de ejercicios donde debía corregir unas formulas mal hechas. Todas las formulas seguían un patrón en el error. Todas menos la última, que era diferente. La mayoría de los voluntarios mostró dificultades a la hora de resolver la última (la que no coincidía con el patrón) incluso tenían que recibir ayuda (en este caso de estímulos eléctricos en el cerebro).
        La conclusión era que al restringir el tipo de problema sólo se buscan alternativas entre las conocidas, cuando en el problema que se planteaba la solución era un enfoque diferente al seguido hasta el momento.

        En fin un tema interesante.

        Saludos, Julián.

        1. Una vez más has dado en el clavo.

          Es verdad que uno puede aprender, y mucho, de otros profesionales (como, por ejemplo, apuntabais en el artículo sobre Chicote, http://www.laboratorioti.com/2012/12/05/6-defectos-y-3-virtudes-para-aprender-de-pesadilla-en-la-cocina-o-hells-kitchen-en-la-gestion-de-proyectos/). Mi comentario iba más en la línea de que si los ejemplos DURANTE UN CURSO te son muy ajenos, no les sacas provecho.

          Tomo nota del documental que mencionas. A ver si lo puedo ver en TVE a la carta.

          Gracias!

          1. Me ha costado pero he logrado encontrarlo.
            El documental se llama El cerebro automático: El poder del inconsciente.

            Aunque ya no se puede ver en tve a la carta 🙁 pero bueno si lo puedes encontrar por ahí es interesante.

            Saludos, Julián.

            P.D.: Gracias por la recomendación!

  2. Ángel

    Ha sido muy claro tu articulo y el desafío esta en tratar de encontrar la innovación en el mismo acto de crear , ya que no hay escuela , aprendizaje que nos enseñe la “Innovación”. Ahora el crear es acción sobre la realidad con hechos concretos. Me quedo muy claro eso de practicar , practicando.!!! Gracias por este aporte…

    Cordial Saludo ,

    Alejandro J.Román

    1. ¡Muchas gracias Alejandro!

      Ahora anuncian cursos de cocina a distancia. Hasta con un simulador :O

      Hay cosas que no se aprenden en los libros, como innovar o dirigir proyectos.

      ¡Gracias por aportar!
      8)

¡GRACIAS POR COMENTAR!