6 características de un buen intraemprendedor

Ya he hablado en otras ocasiones del intraemprendimiento. Dicho rápidamente, un intraemprendedor es un emprendedor bajo el paraguas de la empresa. Porque, sí, se puede emprender dentro de una empresa. No es necesario que montes tu propio negocio para ser un emprendedor. No todo el mundo tiene el deseo ni la capacidad para montar su propio negocio. Pero las empresas necesitan intraemprendedores. Es más,

Las empresas debería fomentar el intraemprendimiento, como elemento estratégico fundamental para el crecimiento y la innovación.

Pero, ¿qué qué caracteriza a un intraemprendedor? Aquí va mi visión particular al respecto.

Iniciativa

Ésta es bastante obvia, pero no por ello debemos dejar de citarla.

El intraemprendedor no se ciñe a las tareas que se le asignan en la empresa. Intenta ir más allá. No se trata de no cumplir con lo asignado, sino de tratar de sacar el máximo de su trabajo viendo qué puede aportar: la mejora de un proceso, un producto nuevo,  la mejora de uno existente, etc.

Pero esto es el principio. A partir de ahí las posibilidades son múltiples, ya que el intraemprendedor no se contenta con proponer cosas. Intenta que salgan adelante.

Obviamente esto le pone en el difícil equilibrio entre sus asignaciones y sus iniciativas como intraemprendedor. Pero esto es parte fundamental de la naturaleza intraemprendedora.

Fotografía por Simon
Fotografía por Simon

Curiosidad

Un intraemprendedor, como todo emprendedor, debe tener la capacidad de observar lo que ocurre en su entorno. Debe ser suficientemente curioso como para averiguar qué sucede a su alrededor, qué se puede proponer para satisfacer las necesidades (dentro de la empresa y para con los clientes). No se trata de lo que hay. Se trata de lo que debería haber.

Cuando eres curioso, encuentras montones de cosas interesantes para hacer — Walt Disney

Thinking of you, por PhilipMatthews
Thinking of you, por PhilipMatthews

Desenvolverse en todos los niveles de la empresa

Otra cualidad ampliamente reconocida por todo el mundo. El intraemprendendor debe conocer los hilos del poder de la empresa. Debe tratar de convencer, implicar, a todos los estamentos y, para ello, es fundamental saber quién hace qué, quién opina qué y qué teclas deben ser pulsadas en cada momento. Debe moverse como pez en el agua.

Y todo ello desde el máximo respeto posible. Una cosa es discrepar, otra muy distinta manipular o adular falsamente. La ética personal y profesional, y el respeto a los demás,  deben estar siempre por encima de cualquier otra cosa.

Happy Fishes, por Baron Colgate
Happy Fishes, por Baron Colgate

Rasmia

Rasmia es empuje y tesón para acometer y continuar una empresa. Es una palabra que se usa mucho en mi tierra.

En más de un momento las cosas vendrás torcidas. Seguro. El intraemprendedor debe tener la confianza y seguridad en sí mismo, la determinación, suficientes como para sacar las iniciativas adelante. Sin ese nervio, esa rabia, esa rasmia, no hay nada que hacer.

Foto por Mark Johnson2 en Flickr
Foto por Mark Johnson2 en Flickr

Aglutinar equipos

Una disculpa recurrente que pone la gente para no emprender, o intraemprender, es que no sabe de todo. Nadie sabe de todo. Como dicen Les Luthiers, lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.

El intraemprendedor no solo sabe quién sabe. Se conoce a sí mismo, sus puntos fuertes y débiles. Sabe aglutinar equipos, meter a la gente en el mismo barco, sacando de cada uno lo mejor. Sabe quién puede aportar requisitos, quién le puede dar la solución tecnológica, quien abordará mejor las cuestiones de marketing (interno y externo), etcétera etcétera etcétera.

Fuente: Freefoto
Fuente: FreeFoto

Constancia

Las cosas difícilmente salen bien a la primera. Muchas veces ni siquiera  se sabe de salida qué se quiere hacer, las cosas cambian. Te ponen palitos en la rueda de la bicicleta. El intraemprendedor debe seguir adelante, no rendirse.

Move fast, stay low! (Fuente: Flickr)
Move fast, stay low! (Fuente: Marines en Flickr)

Conclusiones

He tratado de sistematizar las características que creo debe tener un buen intraemprendedor. Te recomiendo que leas los artículos que he escrito en el blog sobre este tema (algunos son unos auténticos clásicos de El Miracielos).

¿Qué otras características crees que debe tener un buen intraemprendedor?

¡Gracias por comentar!

 

Print Friendly, PDF & Email

18s comentarios

  1. Yo añadiría otra característica, si me lo permites: ilusión.
    Es muy importante tener ilusión por lo que se hace. Lo es incluso cuando simplemente se realiza un trabajo rutinario, pero para emprender es aún más importante. De este modo se conseguirán mejores resultados y a pesar de que estos no lleguen cuando se esperan, seguiremos adelante.
    Las empresas deberían fomentar la figura del intraemprendedor, y potenciar la ilusión de todos los que se atreven a ir un paso más allá que simplemente cumplir con su horario.

  2. Buenos días
    Estoy con Fran que añadiría la ilusión como una característica totalmente necesaria.
    Y si me lo permites una reflexión, se está potenciando o cuando menos hablando mucho sobre enprendimiento y olvidamos la cantidad de pymes que hay en España y que para hacer productos o servicios diferentes y poder competir necesitan más que nunca intraemprendedores.
    Y la segunda derivada, si tienes un intraemprendedor en casa tienes un tesoro y si bien el jefe o la propiedad por aquello de “esto se hace como yo digo” no lo potencia o se irá o se apagará ese fuego.
    Fantástico artículo Ángel

    1. Pues ese es uno de los grandes problemas de las PYMES, en lo que a la innovación se refiere.

      1) Por un lado se mitifica la innovación como algo solo al alcance de las grandes firmas. Error. No hacen falta grandes inversiones, sino actitud y ganas

      2) Los innovadores están dentro de la empresa, no hace falta buscarlos fuera. Puede ser necesaria una ayuda externa para dar soporte a proceso de innovar. Pero quienes innovan son los propios trabajadores.

      ¡Gracias por comentar!
      8)

  3. En la práctica, en la mayoría de las empresas, hay una estructura formal de jefes y jefecillos y una o dos personas que sacan a la empresa adelante que no suelen estar en dicha estructura jerárquica. Y suelen recibir un nombre distinto de interemprendedor.

    Me parece que les llaman ‘Pregunta a’ o algo parecido.

    Y respecto a tu pregunta, añadiría: sentido común.

    En las empresas españolas, un intraemprendedor es siempre visto como un enemigo interno. Así que no conviene pisar más callos que los estrictamente necesario para sacar adelante el trabajo.

  4. Estoy de acuerdo con lo que dice Javy y añadiría que en muchas empresas no solo no te dejan ser interemprendedor, sino que las ideas están “penalizadas.” Creo que en esta sociedad tan competitiva, nos falta generosidad para saber apreciar lo bueno que los demás nos pueden ofrecer.
    En cuanto a lo que necesita un interemprendedor, para mí es mucha imaginación para innovar sin caer en lo de siempre y mucha empatía, para saber cómo “vender” sus ideas según el interlocutor que tenga delante.

    1. Yo veo el intraemprendedor como un aglutinador, como una especie de Celestina de ideas. Hay un libro que he citado en varios artículos, The Ten Faces of Innovation, en el que se defiende perfectamente esta idea. Necesitas muchos perfiles distintos para innovar (10, propone el autor).

      ¡Gracias por comentar!
      8)

    1. Como diríamos los matemáticos, pensar distinto es una condición necesaria, aunque me temo que no suficiente. Además, hay que pasar a la acción.

      Es lo mismo con la innovación: no basta con la creatividad; hay que hacer y aportar valor.

      ¡Gracias por comentar!

  5. Yo si se me permite añadiría a la característica de aglutinar equipos, la comunicación multidepartamental, esa facilidad de comunicar algo técnico a una persona no técnica o una explicación económica a alguien nada preocupado por los números y si por las ideas, es ese nexo de comunicación entre los distintos perfiles y conocimientos que hace fluir al equipo multidisciplinar.

    Gracias mil.

    1. ¡Muchas gracias Marta!

      No puedo estar más de acuerdo contigo. De hecho esa es una de las cosas que se demanda en las 10 caras de la innovación, que he comentado en respuesta a Martes de Cuento. Hay gente que tiene muy buenas ideas, pero no sabe comunicarlas en la forma adecuada a quien tiene que entenderlas y darles el visto bueno. Vender la idea. Y también, coordinar y saber poner en común las necesidades y soluciones que se proponen.

      incluso al margen del intraemprendimiento, uno de los mayores problemas que he visto en las empresas es la desconexión entre operaciones, ventas y marketing.

      Pero eso da para otro artículo 🙂

      ¡Gracias por comentar!
      8)

  6. Hola Ángel,
    Somos unos incomprendidos los aragoneses. Seguro que muchos se han quedado a cuadros con el concepto de rasmia. Seguro que no conocían la palabra. Y si no me equivoco está en el diccionario RAE. Sin mirar la definición yo lo asimilaba más a ser espabilado.
    Para ser intraemprendedor hay que ser espabilado (no ser demasiado bueno), saberse vender, caer bien a los jefes y no ser el último mono de la empresa.
    Un abrazo 🙂

  7. Además de la seguridad, constancia. actitud positiva, iniciativa y otros valores destacados por el autor, yo incluiría, la humildad suficiente como aceptar que sus ideas no sean asumidas por el grupo y deba esperar a otra oportunidad sin que el desánimo aparenzca. Saludos y enhorabuena por el artículo

    1. Totalmente de acuerdo!

      La falta de humildad conduce no solo al rechazo de los demás, sino también a negarnos a escuchar otras opiniones. Ambas cosas vitales para el intraemprendedor

      Gracias por comentar!
      8)

    2. Totalmente de acuerdo!

      La falta de humildad conduce no solo al rechazo de los demás, sino también a negarnos a escuchar otras opiniones. Ambas cosas vitales para el intraemprendedor

      Gracias por comentar!
      8)

¡GRACIAS POR COMENTAR!