Firma invitada: Filomentarios (o cómo innovar a través de los comentarios)

Acerca de los autores de este artículo

Presentación

Filomentario (de filoblogía y comentario) es un término imaginario que viene a significar comentario con filosofía y filología.

Para nosotros es un verdadero placer publicar en el blog de Ángel Gavín. Y decimos nosotros porque el blog del ratón lleva ya unos meses habitado por cierta mariposa que se llama #Bolboreta.

Y tampoco se entendería la labor del ratón sin el blog-comunidad de Blogramé donde también tiene cabida cierto pez de ojos saltones.

Hechas las presentaciones y como la velocidad se demuestra andando, pasemos al tema que hoy nos ocupa: Cómo se podrían innovar los comentarios en este blog.

La cafetería de un pez de ojos saltones

Ángel ya ha hablado o se ha referido alguna vez a la creación de escenarios.

Así que lo primero es pedirte que hagas un ejercicio de imaginación. Cómo te imaginas una cafetería que le fuera bien a cierto pez de ojos saltones. Ángel ya nos ha dado muchos datos sobre la historia de este pez al que pondremos el nahual de #Miracielos.

Nosotros nos imaginamos dicha cafetería como un espacio acristalado donde se pueda ver el cielo con música suave y variada. Una especie de chill out donde las ideas y emociones fluyen libremente y con unos cuadernos de notas repartidos por todos los sitios para recogerlas al vuelo.

goldfish-522664_1280

Además de los cuardernos de notas, hay algún que otro guante suelto por aquí y por allí, porque a Ángel también le gusta recoger guantes. Puede que sea por su profesion, pero no hay reto que se le resista.

Un poco de filoblogía

En su momento, hablamos sobre filoblogía en este artículo del blog de la araña. Entre tanto técnico del mundillo bloguero, quizá harían falta unos conocimientos básicos de filosofía y filología para poder tejer los textos y que no sean solo un montón de letras y números sin orden.

El término filoblogía no es nuestro, sino que está basando en una serie de artículos sobre filoblogging de Carlos Girón. Solo hemos aportado un poco de filología al asunto.

Aunque el comentario pueda parecer un texto muy breve, tiene que tener un sentido y ser redactado con toda corrección

El #comentario perfecto

Estos y otros detalles los podrás encontrar en este e-cuaderno que queda a tu disposición. La extensión de este artículo no permite desarrollarlos todos, pero sí apuntar los más básicos:

  • Imagina la cafetería más apropiada para el autor de cada blog.
  • No olvides la filosofía de tu propio blog y busca los puntos de encuentro con la filosofía del blog donde comentas.
  • Redacta los comentarios a modo de llamada a la acción para cliquen sobre tu nombre o nick.

De ahí, la importancia del escenario que comentamos antes y del clima o ambiente que quieras crear con tu comentario. Tiene la ventaja de que el autor te ha dado muchos datos; así que no tienes excusas para no hacer un comentario perfecto.

girl-388653_1280

Plugins de comentarios

Generalmente, estamos acostumbrados a los comentarios de WordPress con distintos plugins que permiten cierta edición y, a veces, conexión directa con el Twitter del comentarista. Victor Campuzano nos ha prometido que su plugin Vcgs-Toolbox contará también con la posibilidad de tuitear directamente comentarios. Es decir que la tecnología ya permite que el comentario tenga cierta vida propia en la red.

Hay quienes podrían ver el comentario como un conjunto de tuits bien organizado y no van muy descaminados. Un buen tuitero tiene todas las papeletas para convertirse en un buen comentarista.

Los plugins que puedan combinar tuits y comentarios abren un campo inmenso de posibilidades.

Despedida e invitación al comentario

Agradeciendo de nuevo a Ángel y a #Miracielos que nos hayan invitado a su blog, no nos queda más que el último detalle: Invitar al comentario.

Un artículo por bueno que sea tiene que dejar claro si el autor va a cuidar a sus comentaristas o no. Un párrafo amable adaptado al artículo generalmente en forma de pregunta suele ser lo más habitual. Por ejemplo:

¿Habías pensado alguna vez que un simple comentario se pudiera complicar tanto? Nos gustaría conocer tu opinión en la zona de comentarios, que encontrarás un poquito más abajo.

Sobre los autores de este artículo

bolboreta-150x150

J-Logo#Bolboreta y #Jerby, #Jerby y #Bolboreta. Dos excelentes personas, amigos y lectores de este blog (¡y otros muchos!) que contribuyen al enriquecimiento mutuo, a la difusión del conocimiento y la promoción del intercambio de ideas, tal y como explican en esta entrada. Les agradezco infinitamente no solo estar ahí detrás del monitor, siempre que #ElMiracielos publica algo, sino muy especialmente la entrada que podéis leer más arriba.

¿Quiénes son ellos? Mejor te lo explican ellos en su blog.

8s comentarios

  1. Ángel, lo primero es agradecerte este artículo de invitados.

    Y lo segundo, que lo prometido es deuda. Víctor Campuzano ya ha actualizado su plugin y quien lo use ya tiene tuiteables los comentarios de sus artículos.

    Las combinaciones entre blogueo y tuiteo van aumentando y quien sepa utilizarlas tendrá un pequeño plus en este mundillo tan competitivo…

    1. Es un verdadero placer, #Jerby. Os agradezcon infinitamente el artículo, que sé que está escrito desde vuestro conocimiento sobre el tema, pero también desde el cariño y aprecio bloguero (y personal) que nos tenemos mutuamente.

      ¡Nos seguimos comentando!

  2. Yo creo que Bolboreta y Jerby tienen toda la razón.
    Puede parecer chorras darle importancia a los comentarios, pero ¿quién no quiere comentarios en su blog? Y por supuesto me parece genial que Víctor os haya prestado atención en esto.
    Enhorabuena por el artículo 🙂

  3. Muchísimas gracias por la publicación, Ángel 🙂

    Lo que más me gusta de este espacio, el del comentario, es la relación humana que se establece entre comentaristas y comentados.

¡GRACIAS POR COMENTAR!