Dame 24 segundos y te convenceré de que el éxito no se copia

Lo he dicho varias veces en este blog. Copiar no es necesariamente bueno. El siguiente vídeo está dedicado a todos aquellos que piensan que por analizar concienzudamente y tratar de imitar a los que triunfan, van a tener ellos mismos el éxito garantizado.

Ya expresé mi más profundo desacuerdo con el mensaje de Emilio Duró: ¿No innoves? ¿Copia? ¿Sólo innovan los genios?)

No inviertas ingentes cantidades de esfuerzo y dinero analizando y copiando a la competencia. Conócete mejor a ti mismo. Y, sí, pueden servirte de inspiración. Pero por mucho estudio y análisis que lo sustente, lo que funciona a otros no tiene por qué funcionarte a ti. Hay factores que se escapan al más sesudo de los análisis.

Porque copiar requiere saber copiar. Errores en la copia suelen conducir a resultados grotescos. Como sucede con el niño del vídeo, y sucedió en el famoso caso del Ecce Homo de Borja que ilustra la cabecera de esta entrada, aunque a veces tenga un giro inesperado.

Llevando las cosas al extremo, la pirueta de la niña no es perfecta, pero tiene su encanto. Quizá un análisis detallado hubiera llevado a una realizar una pirueta “perfecta”. Pero sin la ternura y la autenticidad de la que hace la pequeña. Porque eso difícilmente se puede copiar.

Print Friendly, PDF & Email

2s comentarios

¡GRACIAS POR COMENTAR!