Cadena Perpetua: Lecciones para intraemprendedores

Lo reconozco. No soy muy aficionado al cine. Pero con el éxito que ha tenido la entrada de Big Fish, y las últimas referencias a Grandes Esperanzas y L.A. Confidential, me he venido arriba y voy a volver a escribir sobre otra de mis películas favoritas, Cadena Perpetua, en relación a uno de los temas que más me interesa, el intraemprendimiento.

Cadena Perpetua
Cadena Perpetua

Creo que no hay mejor película para explicar qué cualidades debe tener un intraemprendedor. Si no has visto la película, no sabes lo que te estás perdiendo. Ojo porque esta entrada es un spoiler en toda regla: te vas a enterar del final.

El argumento

Antes de seguir, centremos ideas. La película trata sobre un preso, Andy Dufresne (interpretado por Tim Robbins), banquero de profesión (¡no, no es ciencia ficción!) que llega a una prisión de alta seguridad y condiciones detestables,  condenado a cadena perpetua por el asesinato de su mujer y el amante de la misma (aunque él defiende su inocencia).  La película narra la vida de Andy en prisión, su relación con el resto de los presos (especialmente con Red, interpretado por Morgan Freeman, que es de hecho quien narra en off la historia), con los policías y el alcaide. Y cómo consigue, al final, escaparse de la misma.

Vaya por delante que las lecciones que uno puede sacar de la película no tienen nada que ver con sufrir una condena en una empresa, y como evadirse de la misma (aunque seguro que a alguno se le ha pasado por la cabeza el símil). Queda claro que a nadie le obligan a estar en una empresa. Si no estás a gusto, te buscas otra cosa y punto. Sí, ya sé que en estos tiempos no es sencillo. Pero, si estás realmente tan mal, siempre tienes la libertad de irte.

Uno de los muchos mensajes que se pueden extraer de la película es cómo conseguir cosas, objetivos, pequeños placeres, en la vida aun en las circunstancias más adversas. Y cómo sacarlas adelante con la gente que te rodea, preocupándote de ellos y sacando lo mejor que tienen. Pero no adelantemos cosas.

Qué define a un buen intraemprendedor

Gran parte de lo que quiero transmitir se resume en la escena entre Andy y el capitán Hadley (ver vídeo):

El capitán Hadley recibe una inesperada herencia de 35000$, y se queja ante otros policías sobre cómo hacienda le va a quitar gran parte en impuestos.

  1. Andy está atento a lo que sucede a su alrededor. Observa. No se ciñe simplemente al trabajo que le han mandado (alquitranar la azotea).
  2. No sólo ve una oportunidad sino que va con decisión a por ella.
  3. Le hecha mucho valor. Se juega mucho (en este caso, su propia vida).
  4. Plantea las cosas de manera que llama la atención. No va de listillo. Usa un mensaje claro y directo, quizá arriesgado, pero que consigue su efecto.
  5. Se quita mérito, es humilde. Le dice al capitán Hadley: “He sido estúpido al contárselo;  seguro que usted lo hubiera averiguado por su cuenta”. Ole, ole y ole. Técnica básica para persuadir al jefe. Andy sabe de sobras que eso no se le ocurre a Hadley en cincuenta mil años. Pero la estrategia de la humildad suele rendir buenos frutos.
  6. Aporta valor. Ha dicho la información clave, cómo librarse de los impuestos usando a su mujer como intermediaria. Ya le ha enganchado. ¿Qué hace él entonces? ¿Qué aporta Andy en todo esto? ¡Le hace el papeleo, que sí es caro!
  7. Nuevamente mensaje claro y directo: le toca la fibra metiéndose con los abogados (¡con perdón si algún abogado está leyendo esto, claro!)
  8. ¿Qué pide a cambio? ¡Tres cervezas para cada uno de sus colaboradores, o sea, sus compañeros! No es egoísta. Hace equipo, se gana el respeto de sus colegas.
  9. “Pero es sólo mi opinión, Señor”. Una nueva muestra de humildad. O, mejor, de estrategia. Andy sabe seguro que el capitán Hadley es un pedazo de carne. Pero la arrogancia no conduce a nada. Usa, nuevamente, la humildad como estrategia para conseguir lo que pretende.

Satisfacción

Merece una mención aparte el motivo por el que lo hace, tal y como lo expone Red en la frase final. No es por la cerveza. Ni siquiera se bebe la suya. No es por un ascenso o un beneficio económico. En mi opinión, es una cuestión de orgullo, de reto personal (y profesional), de sentirse vivo. Su proyecto vital no es alquitranar  azoteas, ni pasarse la vida privado de libertad, siguiendo las órdenes de una cuadrilla de cabestros. Es otra. Y, cuando surge la oportunidad, va a por ella. Y disfruta de su triunfo. Ha hecho las cosas bien: se ha ganado, cuando menos, el respeto de sus compañeros, y algo de confianza por parte de Hadley. Que le vendrá bien a lo largo de la historia.

Transgredir las normas

A veces un intraemprendedor tiene que transgredir las normas. No siempre se puede y debe seguir la vía políticamente correcta. Como le ocurre a Andy en la famosa escena del tocadiscos.

Se la juega. Sabe que le va a caer un castigo, y duro. Pero hay momentos en que eso no importa. Hay cosas que están por encima de todo eso.

Creo que voy a tener a mano la Canzonetta sull’aria de Las bodas de Fígaro. Por si acaso.

La discrección

Andy se fuga. El plan es sutil. Red le ha ido proporcionando, sin saberlo, todo cuanto necesitaba para hacer, con paciencia, un agujero en la pared por el que evadirse. Y el alcaide de la prisión, también. Le ha ayudado en sus asuntos ilegales, pero todo con un fin, todo termina bien (menos para el alcaide, claro). Y no es todo de un día para otro, es cuestión de tiempo, de paciencia.

Fotograma de Cadena Perpetua
Fotograma de Cadena Perpetua

El camino para conseguir algunas cosas no es el de la pompa y los fuegos artificiales. Las grandes cosas, los grandes cambios, se consiguen muchas veces desde la discreción.

Curiosidades

Los sitios web que hablan de películas suelen incluir un capítulo de curiosidades, con anécdotas de la misma (como que si este actor rechazó el papel).

Aquí van las de este humilde artículo.

  1. Empecé a escribir un artículo sobre las características del intraemprendedor, al llegar a la paciencia, al tiempo, a la discreción, tenía en mente el fotograma anterior sobre esta película. Y decidí reorientar todo recordando pasajes de la misma en YouTube, hasta que ha salido lo que puedes leer más arriba.
  2. Andy pide a Red que vaya a un campo de heno cerca de Buxton,  si alguna vez sale de  prisión. Allí hay un viejo roble, como sacado de un poema de Robert Frost. Llegué a Robert Frost en el post buscando citas sobre el camino a seguir, preparando al artículo sobre intraemprendimiento inicial. Y ahora me encuentro con esta maravillosa coincidencia.
  3. Ayer oí en la radio la historia de la prisión de Alcatraz.

El artículo me empezó a quemar en la cabeza. Y en el teclado.

Fotograma de Cadena Perpetua
Fotograma de Cadena Perpetua
Print Friendly, PDF & Email

8s comentarios

    1. Gracias Juan Carlos! Lo poco que elijo,lo elijo bien.

      Tomo nota de tus sugerencias. De Alien estuve apuntito, pero tengo que volver a verla (no la tengo nada fresca).

      Con La Última Milla entiendo que te refieres a La Milla Verde. Esa es también buenísima. Me gusta mucho. A ver si se me enciende la neuronilla.

      Gracias!

¡GRACIAS POR COMENTAR!